Reforma patio de entrada

Los patios de entrada de los edificios antiguos situados en el Casco Viejo de Zaragoza suelen adolecer frecuentemente de humedades. Reiteradamente, cuando se acomete una reforma de un patio de entrada, se busca dar una solución a las humedades ocultándolas. Se aplican diferentes revestimientos nada porosos y se pinta encima con pinturas plásticas, haciendo que en conjunto, no transpiren las paredes y provocando la reaparición de las humedades a corto y medio plazo.

La intervención realizada para la reforma patio de entrada de este edificio situado en la calle Armas de Zaragoza ha consistido en sacar el ladrillo visto en las paredes afectadas por la humedad, repasándolo para sacar todo su potencial. Además, se han pintado puntos singulares de la comunidad para resaltarlos sobre el conjunto.

Fecha

20 julio, 2018

Categoría

Reforma